Páginas TEMARIO

viernes, 21 de octubre de 2016

LOS MEJORES MODELOS DE SUBVENCIÓN AL CINE





Ocho países europeos ccuentan con mecanismos de ayuda que funcionan


Países favoritos para producir y coproducir


       

La importancia cultural y económica del cine y de la producción de ficción para televisión ha hecho que la mayoría de Estados hayan desarrollado modelos de ayuda a estos sectores. Tiene especial interés la concesión de las mismas ayudas a las producciones enteramente nacionales y a las coproducciones, por lo que los Estados y la Unión Europea han establecido convenios de coproducción. Las ayudas comprenden un arco que va desde la concesión de créditos al apoyo a la difusión. En este artículo tratamos de los sistemas de subvención a la producción de largometrajes en ocho Estados que ofrecen las mejores formas de ayuda para producir o coproducir con productores de sus nacionalidades.



1.- Francia




El porvenir


El Fondo de protección se sitúa en torno a los 500 millones de euros. El  mecanismo básico de ayudas es la subvención automática destinada a la financiación. Las subvenciones automáticas consisten en un porcentaje facilitado por los ingresos en taquilla, que se calcula aplicando el 120% a lo recaudado por el impuesto único que grava las entradas en salas  y sobre el impuesto de los ingresos obtenidos de la televisión; este porcentaje según aumentan las recaudaciones se baja al 90% y finalmente al 60%.  Esta cantidad se anota en una cuenta abierta al productor, y se abonará en su siguiente película o en varias de sus películas posteriores, según decisión del productor. En el caso de que el productor tuviera deudas por un servicio o trabajo en la producción de ese film, estas se abonarían de manera preferente con cargo a esa subvención. Las ayudas automáticas se complementan con las selectivas (avance sur recettes) destinadas a apoyar la financiación de un cine diferente, independiente, renovador frente a las reglas del mercado y  se conceden también a las dos primeras películas de un director. Así mismo las seletivas financian películas ambiciosas que precisen un elevado presupuesto y que por sus características tengan dificultad en su financiación. Se otorgan por unas Comisiones y tienen el carácter de préstamos reembolsables tras la amortización de determinados conceptos. A estas ayudas sé añaden las desgravaciones (30% de la inversión),  y garantías para créditos por el IFCIC, y la inversión de las SOFICA.


2.- Italia


                
La mejor oferta


   El nuevo modelo de ayudas italiano está regulado por el Decreto Ley de 28 de enero de 2016. Todo el sistema de ayudas será automático y desaparecen todas las comisiones. Se establece un Fondo Único para las ayudas que tendrá un importe mínimo de 400 millones de euros anuales. Las películas tendrán una ayuda automática del 15% de su recaudación destinada a reinversión. Igualmente hay ayudas automáticas para el éxito artístico, como haber obtenido premios en Festivales. Hay ayudas especiales para primeras y segundas películas, promoción y un Plan de 100 millones de euros para construcción y renovación de salas de cine y mantenimiento de las históricas, todas estas ayudas son automáticas. Las desgravaciones se elevan al 30% para productores, distribuidores y salas de cine de películas italianas Los distribuidores de películas italianas desgravan .sean nacionales o extranjeros, desgravación que puede ser del 40% para productores independientes que distribuyan sus propias películas. La Banca Nazionale del Lavoro concede créditos que se garantizan y devuelven con las futuras ayudas.


3.- Alemania

 
Yo y Kaminski



El Fondo de Protección en la actualidad alcanza los 311 millones de euros y en 2016 han creado un nuevo Fondo de 50 millones de euros para coproducciones de alto presupuesto y series.  Las ayudas generales son  automáticas, en proporción a los espectadores de cada película, según una escala del público asistente. Estas ayudas, los productores deben reinvertirlas en otra u otras películas, lo que marca su carácter industrial al estar destinadas a la financiación y a la continuidad de los productores.  Hay un suplemento de carácter cultural para las películas con ayudas automáticas base, así tienen derecho a ayudas complementarias, de manera también automática las películas que obtienen un premio en un Festival Internacional de Cine,  y las que considera con valores una comisión y las que el propio Instituto considera como una buena película de entretenimiento. Las ayudas selectivas se establecieron en 1974 para las películas de calidad y  se conceden por una Comisión, son préstamos sin interés. que deben devolverse cuando la recaudación de la película supera en un 20% su coste. El Kuratorium Junger Deutscher concede ayudas a las primeras películas y a coproducciones de jóvenes directores. 


4.- Holanda

Nena


        Las primeras ayudas establecidas fueron para películas de alto presupuesto y con un director con experiencia. Estos requisitos indican el interés por construir una industria. En 1983 crearon un fondo para películas de  interés cultural y artístico. Sin embargo es la política fiscal de desgravaciones, iniciada en 1999, la que ha facilitado el crecimiento del cine holandés, desarrollada aprovechando las ya existentes Compañías de participación como  Fine BV. Hay varias de estas compañías que intermedian entre los bancos y las  productoras. Estas desgravaciones permiten captar a las películas holandesas financiación de un 25 % de su costo. por término medio. Otro factor importante es la compañía de televisión por cable Cobo, que opera también en Bélgica y Alemania. La televisión pública holandesa NOS, participa  en bastantes proyectos, pero es difícil negociar con ella, al estar programada por 12 sociedades de programación.


5.- Bélgica

    
Dos días, una noche


Bélgica dispone de uno de los modelos más objetivos de ayudas establecido en 1972. La mayoría de sus ayudas al cine son automáticas y se reciben para su amortización de acuerdo con un porcentaje sobre los ingresos de taquilla. Los largometrajes tienen derecho a un porcentaje entre el 15 y el 25% de su recaudación y los cortometrajes entre un 3 y un 8%. Una Comisión establece entre esta escala el porcentaje exacto de acuerdo con sus valores técnicos y la proporción de elementos belgas en la producción. Las ayudas las concedía el Ministerio de Asuntos Económicos, pero en 1980 se aprobó su transferencia a la Comunidad francesa y a la Comunidad flamenca, que desde 1990 ejercen plenamente esta competencia y tienen en estudio su revisión. Hay también ayudas selectivas para la escritura del guión, la preproducción y para la financiación de las producciones. Creadas por el Ministerio de Cultura se conceden con intervención de una de las dos Comunidades, según que el guión haya sido escrito en francés o en flamenco. Tienen el carácter de préstamo reembolsable cuando la película se ha amortizado. Las televisiones colaboran financieramente y coproducen. En la Comunidad francesa RTBF, RTL-TVI y Canal Plus y en la Comunidad flamenca, BRTN, junto con la cadena de cable COBO. Estas subvenciones se complementan con la desgravación que llega al 50% en las inversiones a la producción.

6.- Irlanda


Calvary


     La Ley Cinematográfica de 1970 fue el primer paso para impulsar el cine en  Irlanda. El Irish Film Board se crea en 1981 y las ayudas a la producción han sido reemplazadas por un atractivo sistema de desgravaciones creado por la Ley de  Finanzas de 1987, conocida como la Sección 35. Esta iniciativa capta inversores, sean sociedades o personas físicas, ya que permite desgravar hasta un 80% con el limite de la obligación fiscal. Aportan una financiación media del 60% en las películas de bajo o medio presupuesto y del 50% en las de alto presupuesto. De esta forma se ha podido desarrollar el cine irlandés, que  ha aumentado su producción, 32 largometrajes en 2014, lo que no está nada mal en un país de 4 600 000 habitantes. Anteriormente su producción oscilaba entre 1 y 5 al año, La finalidad de estas desgravaciones es la creación de empleo, el desarrollo del interés de los inversores y la producción de películas de calidad, que sean aceptadas por el público. Las televisiones públicas, RTE y Network 2 colaboran emitiendo las películas y produciendo un gran número de programas irlandeses.  Las ventajas fiscales facilitan las coproducciones en las que directores de otros países captan perfectamente la realidad irlandesa  e igualmente ha atraído el rodaje de películas extranjeras.


6.- Austria



Goodnight mommy

   En los años 80 se intensificó el debate  sobre la posibilidad de impulsar una industria de cine con ayudas anticipadas. En Austria, con la aspiración de mantener la calidad y el interés de su cine, pensaron que con las subvenciones anticipadas podrían lograrlo.  En 1980 establecieron por ley las ayudas anticipadas, pero en 1987 introdujeron  para conseguir efectos industriales las ayudas automáticas, que fueron refrendadas por la ley de 1998. Las ayudas automáticas se conceden por éxito comercial o por éxito artístico, pero en ambos casos deben superar un umbral de público. El éxito comercial se alcanzaba al superar los 50 000 espectadores y el artístico, cuando una película ha sido seleccionada por un Festival Internacional de Cine y superan 5 000 espectadores o los 3 000 si son documentales. Conservan unas ayudas selectivas, concedidas por una comisión de diecinueve miembros, presidida por el director del Instituto oficial de cine austriaco, para proyectos culturales y primeras películas. La televisión sirve para apoyar la calidad, ya que una comisión independiente es la que decide en qué proyectos entran las televisiones. La televisión pública invierte en películas en las que el productor aporta al menos el 10% del presupuesto. 


 7.- Dinamarca



Stille Herte

Un modelo, para países que quieran tener una producción no muy elevada y una finalidad cultural y didáctica para la juventud,  se encuentra en Dinamarca. Cuentan con un Fondos de ayuda al cine y conceden subvenciones selectivas , por término medio, a películas que tienen garantizado un 65% de su presupuesto. Las ayudas se aprueban por razones culturales y artísticas, por su interés para la juventud y los niños y también para aquellos proyectos comerciales con una distribución garantizada. Las ayudas se conceden de acuerdo con el informe de tres expertos, uno de ellos en temas de juventud y didácticos, contratados por dos o tres años con plena dedicación. Esta característica del comité de expertos garantiza su independencia. Las ayudas son préstamos sin interés que se devuelven cuando las películas se amortizan. Las televisiones realizan precompras y en sus emisiones de cine la producción danesa es superior al 20% de la emisión de películas.



8.- Suecia




         
El Instituto de Cine bajo la figura de fundación es una auténtica empresa. Las ayudas que se conceden son garantías para la financiación a películas con valores artísticos y potencial comercial. Estas ayudas mediante garantías son concedidas por un comité de cinco miembros. El Instituto  invierte también en películas que tengan valores artísticos, normalmente mediante coproducciones. Igualmente la televisión pública sueca coproduce películas de los productores suecos. Los fondos regionales son numerosos y apoyan a las películas que se ruedan en su región o tienen relación con la misma e  iniciaron sus actividades con fondos públicos. Son 19, aunque los más importantes son tres,  que suelen aportar hasta un tercio del presupuesto de la película,  normalmente en coproducción con productores de otros países. Film I Vast es el más destacado, participando en el 50% de las películas producidas en Suecia.


          Cada país europeo de acuerdo con sus políticas tradicionales sobre el apoyo a la cultura ha desarrollado unas medidas de ayuda a la producción cinematográfica, destacando Francia, Italia y Alemania que contemplan claramente el apoyo al desarrollo cultural e industrial del cine.



´















 

       
 

         



         

´















   

       
 

         


sábado, 15 de octubre de 2016




  LAS MEJORES SERIES ACTUALES  




Stranger Things, Black Mirror, Happy Valley, The Night Of, Mr. Robot, American Crime Story, Orange is the New Black, The walking Dead, Veep, Designated Survivor, El Ministerio del Tiempo, Berlin Station, Juego de tronos



1.- Stranger Things. Netflix (2015-presente)


Stranger Things

      La mejor definición de la serie Stranger Things es la de Sony Bunch: Una novela de Stephen King llevada al cine por Steven Spielberg con John Carpenter de director de la segunda unidad. La serie abre la puerta a los años 80 y se encuentra el recuerdo de E.T. el extraterresstre, La chica de rosa, Posesión infernal, Pesadilla en Elm  Street o Poltergeist fenómenos extraños, pero la clave del éxito no es solo la nostalgia, sino  que es una serie original bien contada. Tres chicos buscan a un amigo desaparecido, hay una niña con poderes sobrenaturales y la  madres del desaparecido (Winona Rider) que busca a un posible monstruo o la intervención de un Departamento Federal de Energía. Los creadores, los hermanos Matt y Ross Duffer, afirman que la segunda temporada conservará lo que ha gustado a la audiencia, que es lo que debe hacer una serie bien aceptada, con algunas novedades como cuatro personajes nuevos y un nuevo escenario.


2.- Black Mirror (Channel Four, Netflix, 2011.presente) 

        
Black Mirror (episodio "Oso blanco

 
        Una serie inteligente y provocadora, cuyo título, espejo negro, hace referencia a la pantalla negra omnipresente de móviles, tablets, ordenadores, televisores, monitores y  demás pantallas que nos rodean. Su creador es Charlie Brooker, quien ha colaborado con los mejores guionistas británicos y ha declarado que "en la serie la tecnología no es la mala. Trata de los defectos y de los líos humanos." Su carácter de critica burlona lo marca desde el inicio del primer episodio con la petición del grupo que tiene secuestrada a la princesa, amada por el pueblo, que para liberarla  el Primer Ministro (una ironía con Cameron) debe hacer el amor con un cerdo en televisión.  Charlie Brooker y sus colaboradores están orgullosos del progreso tecnológico alcanzado, pero critican el mal uso de la tecnología, la sociedad aborregada y el manejo equivocado de las poderosas redes sociales.


3.- Happy Valley (BBC 1, 2015-presente)




Sarah Lancashire

       Sally Waingright es una de las grandes creadoras de series de televisión al mismo nivel que los autores de Los Soprano, The Wire o Breakimg Bad y a ella se deben los guiones de la serie Happy Valley y su estilo, habiendo dirigido un episodio e intervenido en seis más, hablando con los actores antes de las tomas y dejándoles luego interpretar según su criterio. Happy Valley es un drama policíaco con un estilo de actuar la policía claramente británico muy distinto del que vemos en las series norteamericanas. Una oficial de policía (Sarah Lancanshire) debe actuar y ocuparse de su nieto, ya que su hija, que fue violada, se ha suicidado. La serie respira autenticidad y Sarah Lancanshire convierte en verdad todas sus acciones. Hay violencia, pero nunca es gratuita.


4.-  The night of (HBO, 2015-presente)




Riz Ahmed y J. Turturro

   Naz Khan (Riz Ahmed), un americano de origen pakistaní, acusado de un crimen del que será defendido por el abogado, que encarna Tuturro. Naz buen estudiante, vive con sus padres, es invitado  a una fiesta. Conduce el taxi de su padre y una joven, Andrea (Sofia Black-D´Elia ) le para, sube en el asiento de atrás pensando que es un taxi de servicio. Naz se ve arrastrado a una noche de alcohol, drogas y sexo. La joven aparece asesinada y Naz es el principal sospechoso.  Es una serie criminal en la que es importante el proceso y la investigación. El novelista Richard Price  con Steven Zaillian y Peter Moffat han adaptado la serie de la BBC, Criminal justice. Han conseguido una sensación de horror y suspense, desarrollando otras líneas como el racismo y aspectos sociales. 
  

5.- Mr. Robot (USA Network, 2015-presente) 







                       Creada por Sam Esmail, Mr. Robot . Un thriller en tiempo del cyberespacio,  innovador y  entretenido. Elliot (Rani Malek) es  un joven experto en nuevas tecnologías, que captado por el colectivo hacker decide enfrentarse a una corporación corrupta, un gigante que maneja los hilos de la sociedad y que puede representar al Gobierno, a la que Elliot considera la Corporación del Mal. lElliot esta motivado por su pesimismo ante el capitalismo y el materialismo. El argumento con su tono anarquista ha conseguido convertir a Elliot en un nuevo héroe para los grupos inconformistas. Su interpretación es atractiva, subrayando su interior con la realización, transcurriendo en un Nueva York con un toque futurista.


6.- American Crime Story. Peopple versus O. J. Simpson (FX, 2015-presente)



American Crime Story

           La primera temporada de American Crime Story ha sorprendido por su fuerza dramática y ambición, arrojando nueva luz sobre temas de la importancia del racismo, el comportamiento de la policía, la actuación de la justicia y la manipulación de los medios de comunicación con su sensacionalismo. La primera temporada de la serie es People versus O. J. Simpson, en diez episodios, creada por Scott Alexander y Carlay Karawzeski, basados en el libro de JeffreyToobin "The run of his life". El relato comienza en junio de 1994, año en que ocurrió el doble asesinato de la esposa de Simpson, de la que estaba distanciado, y de un camarero amigo reciente de la esposa.  Han participado destacados actores de Hollywood y hay una actuación impresionante y creíble de los intérpretes de los investgadores fiscales y del abogado defensor, quizás el intérprete de Simpson, Cuba Goodie Jr. impresiona menos ya que estamos acostumbrados a verle en otros papeles. Es una de las series revelación de 2015.

7.- Orange is the new black (Netflix, 2013-presente)


María y Piper

       Brillante es el calificativo que define Orange is the new black creada por Jenji Kohan, alcanza la belleza retratando la oscuridad. Fue la serie más vista en su primera temporada, mezcla las risas con las lágrimas. Basada en el libro de Piper Kerman, publicado en 2010 con sus memorias. En la serie no sabemos lo que pudo ser realidad o es inventado, pero no importa porque funciona muy bien. La protagonista sigue siendo Piper Chapman (Taylor Schilling) personaje inspirado en la escritora. La acción transcurre en la prisión de mujeres  Esta serie cuenta  con el mayor número de personajes femeninos  de las que un gran número son actrices hispanas excelentes.   


8.- The walking Dead (AMC, 2010-presente)

    

          
      Esta serie ultragore se ha convertido en un fenómeno de la cultura pop. Su guionista principal Frank Darebont, especialista del género y la productora  ejecutiva Gale  Anne Hurd, conocida por Terminator y Alliens, impulsaron la serie basada en el comic original de Robert Kirkman aparecido en 2003. Tras la epidemia que redujo la población y convirtió a una gran parte de la misma en zombis, muertos vivientes, que llaman "caminantes", en las temporadas siguientes hemos asistido a la huida de un grupo de hombres y mujeres liderados por un antiguo oficial de policía Rick (Andrew Lincoln), refugiándose en distintos lugares para evitar los peligros, Hay un  análisis de la sociedad, darvinismo, lucha por la supervivencia, pérdida de los valores morales, junto a un intento de recuperar el "paraíso perdido", lo que resulta imposible.


9.- Veep (HBO, 2012- presente)

    



          Veep apareció como una divertida sitcom, una comedia basada en la Casa Blanca y la vida privada y política de los ocupantes del Despacho Oval, centrada en la Vicepresidenta y su equipo. Une crítica política y un desenfadado humor, que realza su protagonista, Julia Louis-Dreyfus. Interpretando a la Vicepresidenta de EEUU, que no se contenta con su papel de florero, quiere hacer cosas, las persigue con rabia y choca con el Presidente de EEUU. Responde a la definición de Fenélon: "La ambición está más descontenta por lo que no tiene, que satisfecha por lo que tiene". En la tercera temporada hace campaña para acceder a la Presidencia de EEUU y por su actividad y la de los que trabajan con ella tenemos una visión muy clara de la vida política en la Casa Blanca y el tejemaneje de los políticos, dentro de un tono de parodia. 


10.- Designated Survivor  (ABC, 2016-presente)


    



      EEUU ha sufrido un ataque catastrófico muriendo todos los congresistas, el Presidente, el Vicepresidente y todos los altos cargos. Entre los que se han salvado se encuentra un nivel bajo de la Administración, el Secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano (Kiefer  Sutherland), que es designado Presidente. EEUU sigue siendo el Estado más fuerte con grandes recursos y debe reaccionar, ya que cuenta con una gran fortaleza política y democrática. Creada por David Guggenheim se plantea si se debe seguir con la actitud victimista adoptada tras los atentados del 11 de septiembre o debe tomar una actitud diferente en un mundo que les es cada vez m-as hostil.



11-  El Ministerio del Tiempo (TVE, 2013-presente)      

     
           
     
               
     Ficción y fantasía. Mezcla de género dramático y ciencia ficción  se ha revelado como la serie española más innovadora de estas últimas temporadas. La acción puede situarse en el siglo XVIII o en el XXI y ha sido capaz de sentar en la misma mesa a almorzar al Cid, con una universitaria del siglo XIX, un comandante de la guerra de Flandes y un soldado de los Tercios. Las patrullas del tiempo vigilan sus puertas para que nadie cambie de época o altere la historia. Una patrulla viaja en el tiempo, compuesta por los personajes interpretados por Rodolfo Sancho, Nacho Fresneda y Aura Garrido. En la segunda temporada brillan las intervenciones de Hugo Silva. La cadena pública ofrece con El ministerio del tiempo un excelente entretenimiento renovador y una serie que informa, facilita datos y enseña a razonar.


12.- Berlin Station (Netfix, 2016-presente)





  El actual clima próximo a la guerra fría, nos lleva a situaciones que recuerdan los 80, vuelven los sucesos de espionaje y parecen reivindicarse las novelas de John Le Carré. Oportunamente inicia su emisión Berlin Station, producida para la cadena de streaming que pertenece a Congate, MGM y Paramount. Creada por el escritor Olen Steinhauer transcurre en Berlín, donde llega un oficial de la CIA para descubrir una filtación de informaciones. Trabaja en coordinación con los agentes fijos en la ciudad que colaboran en las pesquisas con esa mezcla característica de amistad y recelo, ya que los secretos no pueden compartirse. Hay suspense, peligro y análisis humano. La quinta tenporada de Homeland  ya exploró este tipo de relato. El protagonista es el actor Richard Armitage dentro de un reparto que destaca por su brillantez en esta serie, thriller de espionaje esperanzador por sus comienzos.
   


 13.-    Juego de tronos (HBO, 2014-presente)




               


        Sigue el éxito de Juego de tronos, un buen ejemplo de que es posible adaptar una novela compleja.  Fantasía, análisis, reflexión y espectáculo, la  nueva forma de narrar en las series.   Un verdadero fenómeno económico en todos los actuales medios de explotación.    Original  y deslumbrante realización, responde al gusto por los temas históricos y por el suspense que aportan los relatos de las familias en lucha, los elementos esotéricos y la simbología. Combinación que mantienen atenta a la audiencia y ha promovido legiones de seguidores y que auguran una espectacular séptima temporada.


      




      

sábado, 8 de octubre de 2016



   EL NUEVO CINE ARGENTINO


El Cine actual y legislación protectora

La creación de un estilo





     El actual cine argentino destaca por su calidad, lo que los críticos denominan cine de autor, en el que los directores tratan de buscar la originalidad y contar por lo general, una historia humana. No ha creado una escuela, pero es un cine reconocible por sus relatos bien contados y con cierta reflexión sobre los sentimientos. Ha alcanzado éxitos notables, Juan José Campanella con Luna de Avellaneda  (2004), El hijo de la novia (2001)   El secreto de tus ojos (2009), acompañándole en la acepción internacional la divertida historia de una estafa, Nueve reinas (2000) de Fabián Bielinsky, Elsa y Fred  (2005) de Marcos Carrnevale con un "felliniano" relato de la relación de dos ancianos o una road movie a lo largo de la Patagonia argentina en busca de un perro, Historias mínimas (2002) de Carlos Sorin. Ha llamado también la atención internacional la despiadada historia entre vecinos que cuentan Mariano Cohn y Gastón  Duprat en El nombre de al lado (2009) y Relatos salvajes (2014) de Damián Szifron. Destaca el gusto argentino por la buena realización Días de vinilo (2012) de Gabriel Nessi con temática clásica, cuatro amigos, música y mujeres. Aun perdura el recuerdo de la dictadura militar en Kanchatka (2002) de Marcelo Piñeyro y uno de los pocos intentos de un cine social lo vemos en El oso rojo  (2012) de Adrián Caetano.




El cine argentino está regulado por la Ley de Fomento de las actividades cinematográficas,  24377-20270-17741 y el Decreto 124801 de 2001, que establecen en el  el Fondo de Fomento, que gestiona el INCAA (Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales), que se financia con el 10% de los ingresos de taquilla, el 10% de las ventas de DVDs, el 25% de la recaudación por gravámenes del Comité Federal de Radio y por los ingresos del INCAA (intereses, multas, etc). Las cantidades no utilizadas del Fondo de Fomento incrementan las que correspondan al Fondo el año siguiente.  Las subvenciones a largometrajes los concede el INCAA por razones culturales, artísticas, técnicas e industriales, existiendo la categoría de interés especial para películas consideradas relevantes o destinadas a la infancia, El INCAA responde a la solicitud de ayudas a los 30 dias y realiza los pagos trimestralmente.



                Argentina ha sentido siempre gran pasión por el cine. El periodo del cine mudo fue brillante, al igual que los comienzos del cine sonoro, con películas bien aceptadas por el público.Las películas realizadas en los años 40 están dentro del cine de género, comedia, melodrama y policíaco, algunas con gran aceptación popular. Entre  ellas, la de mayor éxito, Dios se lo pague (1947) de Luís César Amadori, Historia de una mala mujer (1948) de Luís Saslavsky, Vendedora de fantasía (1950) de Daniel Tinayre y Los isleros ((1951) de Lucas Demare. Los jóvenes reclamaban la modernización de la temática y del lenguaje, por lo que recibieron entusiasmados las películas de Leopoldo Torre Nilsson, el primer innovador, próximo a Antonioni, explorando la incomunicación y a Buñuel por el toque surrealista. Sus películas fueron bien aceptadas en Argentina e internacionalmente, desde La casa del ángel (1957), sobre una novela de Beatriz Guido, su gran colaboradora en los guiones. Trata la decadencia de la buena sociedad porteña en los 20 . En El secuestrador (1958), unos niños y un exsacerdote extravagante, vestido con una raída sotana, al que una infancia diabólica le ha trastornado. Prosigue con el tema de la infancia inocente, pero difícil, en La caída (1959). Torre Nilsson indicó: “Quizás después de ver La caída se comprenda la incomunicación y el desencuentro entre adultos y niños”La madurez la alcanza con La mano en la trampa (1961). Vemos a una joven que al igual que en La caída descubrirá la complejidad de la vida. Todas sus películas tienen humor negro, consolidando su triunfo artístico y comercial con Martín Fierro (1968), basada en el poema histórico de José Hernández, sobre el mundo gaucho.




          Fernando Ayala es otro precursor del nuevo cine. Posee un lenguaje moderno, alejado del costumbrismo. Intensa, El jefe (1958) protagonizada por una pequeña banda de delincuentes menores, en Paula cautiva (1963) el hilo argumental es un rico argentino que regresa de EEUU y se hace acompañar por una bella “call-girl” de la buena sociedad. Destaca el fondo musical en el que se encuentra el bandoneón de Astor Piazzola. Su prestigio y la aceptación de los espectadores se confirman por Hotel alojamiento (1966). Un matrimonio, con la mujer a punto de dar a luz, se aloja por error en una casa de citas.  Numerosos jóvenes siguieron el camino abierto por Torre Nilsson y por Ayala y se dedicaron al cine. Estos jóvenes inician sus primeras películas con influencia del cine europeo y desean contar la realidad de Argentina.  Un grupo de treinta jóvenes emprendió la senda del nuevo cine. Entre ellos, David José Kohon alcanza una cierta aceptación con Tres veces Ana (1961), tres historias con protagonistas adolescentes, , mostrando su vida y los barrios de Buenos AiresVuelve a utilizar la unidad espacio tiempo en Breve cielo (1968), la historia de veinticuatro horas de la relación de unos adolescentes. 



        Lautaro Murúa, buen actor chileno, dirige con rigor su primera película en Argentina, Shunko (1980), planteando las reacciones de un profesor trasladado a una escuela en Santiago del Estero, cuyos alumnos son quechuas, con la superación de la incomprensión mutua. Simón Feldman en El negoción (1959) hace una devastadora crítica del totalitarismo, con clara referencia al peronismo. Manuel Antín, influido por Resnais, muestra su elegancia realizadora en La cifra impar (1962), en Los venerables todos (1962), y  obtiene un éxito artístico y de público con Don Segundo Sombra (1969), en la que el protagonista llega a ser un perfecto gaucho siguiendo el ejemplo de su padre, Segundo Sombra, un modelo para los gauchos.Y con un estilo más austero y, con toques de humor, Fernando Birri describe la vida de los habitantes de Santa Fe, junto al Salado, en  Los inundados (1962).






                  Tuvo éxito artístico y de publico, desde su primera película Rodolfo Kuhn, Los jóvenes viejos (1962), un grupo de jóvenes desilusionados del conflicto con la generación anterior. Unos automovilistas protagoniza su curiosa Turismo de carretera (1968) y en La hora de María y el pájaro de oro (1975), rueda en la provincia de Corrientes, en el norte de Argentina. Allí perviven extraños ritos y creencias llenas de magia y eretismo y sirve a Kuhn para contar una historia de sometimiento y represión. Un joven cantante y actor, Leonardo Favio, conectó con el público, con un estilo nuevo como director en Crónica de un niño solo (1965), alegoría del peronismoo y revela el alma de la mujer argentina en  El romance del Aniceto y la Francisca (1967). Fernando Solanas y Octavio Genino rodaron en 1968, de manera clandestina, una trilogía documental,  La hora de los Hornos, formada por tres largometrajes sobre el colonialismo y la violencia en Iberoamérica. Y un ex ayudante de Robert Bresson, Hugo Santiago, contó con los escritores Jorge Luís Borges y Adolfo Bioy Casares para realizar Invasión (1969), cine fantástico.




       Otros participantes en la renovación fueron José Martínez Suárez con El crack, (1960), René Múgica autor de El hombre en la esquina (1962) y Héctor Olivera, Psexoanálisis (1968), un experimento inteligente. Otro intento de renovación lo representó el denominado Grupo de los Cinco, que combina la estética de la publicidad y los hallazgos experimentales. Representaron el espíritu creativo que vivió Buenos Aires en l los 60 en todas las manifestaciones culturales. Los cinco directores realizaron “óperas primas” destacadas: The Players versus Ángeles caídos (1969) de Alberto Fischerman, El proyecto (1969), inconclusa, y Una mujer (1975) de Juan José Stagnaro, Tiro de gracia (1969) de Ricardo Becher, Juan Lamaglia y Sra. (1970) de Raúl de la Torre y Mosaico (1970) de Néstor Paternostro. Fue un intento brillante, absolutamente fugaz y sin consecuencias.




             El nuevo cine argentino realizó una renovación estética, sin convertirse en un cine revolucionario, ya que la situación social y política limitó el cine de protesta. En realidad, desde el golpe militar de 1962, se suceden los sobresaltos políticos y todos los Presidentes fueron derrocados. En 1966, Argentina sufre otra presión militar, siendo Presidente de facto el General Juan Carlos Ongania, decidido censor de todas las manifestaciones artísticas. Las nuevas películas argentinas son testimonio de la realidad, aunque la carga intelectual y la censura diluyeron las reivindicaciones, quedando su aportación al lenguaje del cine. De todas formas fue arriesgado mostrar la realidad. Concluye el periodo conocido como "nuevo cine" y poco a poco sutgieron nuevas corrientes de expresión y nuevos directores que enlazan con la actual etapa, como Eliseo Subiela, que pertenece al grupo que él denominaba "los poetas del cine, autor de El hombre mirando al sudeste (1986), Las últimas imágenes del naufragio  (1989) o El lado oscuro del corazón (1992), todas ellas destacadas en Festivales Internacionales de Cine, o Adolfo Aristarain, preocupado por los sentimientos humanos y la sociedad, posee un estilo propio que definee: Mi idea es que la narración te enganche como si fuera una buena novela. Lo que hago es pedirle al espectador que se convierta en un tipo pensante que va construyendo cosas que yo le doy juntas, pero no masticadas. Entre sus películas se encuentran Un lugar en el mundo (1991) yLugares comunes (2002), que nos sitúan en la época actual.



martes, 4 de octubre de 2016

MEJORES GARANTÍAS PARA CRÉDITOS AL CINE



Garantías para financiar películas y series

Garantías del l IFCIC, Créditos Banca Nazionale del Lavoro e ICO

Sociedades de Garmtías Recíprocas y Seguro de Buen Fin

   
Bacalaureat


             Producir películas y series de ficción r requiere elevadas sumas de capital  utilizado en un período corto de tiempo. el rodaje, su preparación y posproducción.  Los productores independientes no disponen de capitales propios, por lo que moviliza la el valor de la futura película y la de sus ingresos previstos, habiéndose desarrollado  unos mecanismos de garantía para los imprescindibles créditos.. Asimismo el productor  obtendrá una parte de la financiación de los posibles  inversores, más fácil en países  con desgravaciones a la inversión en producción cinematográfica o de series, y también completa su financiación con los pagos aplazados, sin embargo casi siempre es preciso contar con créditos, que les anticipan los futuros  ingresos de la explotación de las obras. Los créditos para producir no suelen garantizarse con bienes del productor o con hipotecas inmobiliarias, sino que las garantías son  el negativo y material para la obtención de copias de la película, los ingresos futuros de la explotación en salas, DVD, televisión, mercados extranjeros, coproducciones y por la explotación del merchandising. Este modelo de funcionamiento exige una gran transparencia en los ingresos de las películas. Entre las medidas políticas de apoyo al cine europeo los Estados han creado instrumentos para facilitar el crédito y las garantías para su obtención por parte  del cine, el audiovisual y las industrias culturales.





    Francia en 1983 creó el Institut pour le Financement du Cinéma et les Industries Culturelles (IFCIC), destinado en principio a conceder,  para las industrias culturales,  y concretamente para el sector del cine, garantías a las sociedades de inversión financiera para los créditos que concediesen a productores en activo,  ampliándose en 1985 a los créditos concedidos por los bancos. Estos créditos pueden ser a corto plazo para el capital circulante, normalmente para la preparación y a plazo medio o largo, valorándose especialmente el catálogo de películas o  los derechos de televisión que posea el productor. El IFCIC está formado por el Estado y varias sociedades y participa en el riesgo de la producción en beneficio de las entidades financieras. El IFCIC impulsó la creación de Capital Images, sociedad de capital riesgo, para inversiones principalmente en producción audiovisual y en industrias técnicas, como laboratorios o empresas de posproducción. Desde el funcionamiento en 1986 de las SOFICA  en sus intervenciones en la producción de garantía siempre hay también la participación de una de las SOFICA.





     Italia fue el primer país que, en los años 20 del pasado siglo, inició la política de apoyo al cine. En la actualidad la Banca Nazionale del Lavoro concede créditos con tasas de interés preferente a los productores con la garantía de las futuras subvenciones selectivas o automáticas que le abonará el Fondo de Protección al cine. De manera similar n España el Instituto de Crédito Oficial (ICO) concede créditos a los productores normalmente con la garantía de los derechos audiovisuales; créditos que están bonificados por el ICAA (Instituto de la Cinematografís  de las Artes Audiovisuales). Asimismo los productores y financieros han creado Sociedades de Garántías Recíprocas que avalan sus créditos.



     ·      La Sociedad de Garantías Recíprocas (SGR) en España es una entidad financiera sin ánimo de lucro, sujeta a la supervisión e inspección del Banco de España que cuenta con dos tipos de socios: Protectores y Partícipes. Socios Protectores son las instituciones que participan en el capital de la SGR, ayudando al cumplimiento de su objetivo social y Socios Partícipes son las productoras, en el caso del cine, a cuyo favor la SGR otorga los avales. CREA SGR es el resultado de la fusión estratégica de dos SGR. llevada a cabo en 2015: Audiovisual Aval SGR y Fianzas y Servicios Financieros SGR, con el fin de potenciar, mejorar la financiación y la obtención de fianzas y avales en el sector audiovisual, cultural, de ocio y de juego y turístico. Un aval de CREA SGR sirve para ser presentado ante una Entidad Bancaria y conseguir un préstamo y para su presentación, cuando sea necesario, ante la Administración del Estado y las Comunidades Autonómicas.


     El Seguro de Buen Fin (Completion bond) cubre el riesgo de que una producción audiovisual no sea finalizada y entregada en la fecha prevista y dentro del presupuesto inicialmente aprobado. El productor paga una comisión (“bond fee”) que le cubre del riesgo de desvíos en coste o calendario de  producción. El completion bond aumenta el atractivo del negocio cinematográfico y de la producción de series dramáticas, pues la Sociedad que lo aseguraa se implica en el seguimiento del proyecto, supervisa que no se incurran en desviaciones en el plan previsto y, en caso necesario, toma el control de la producción para garantizar su finalización. En caso de que se produzcan estos desvíos, la sociedad de completion bond compensa al inversor financiero  con los fondos necesarios para recuperar su inversión. Las compañías que ofrecen este servicio tienen el respaldo económico de una compañía de seguros o de un consorcio de compañías, que son las que asumen el riesgo y tienen que hacer frente a los pagos de los potenciales siniestros. La propia característica de este negocio hace que el número de sociedades que lo ofrecen sea muy reducido. Los operadores más significativos de este sector a nivel mundial son Film Finances Inc y European Film Bonds. Esta última tiene una filial en España, Iberoamerican Film Bonds, para el mercado de habla hispana, con sede social en Madrid. Los productores que utilizan las Agrupaciones de Interés Económico (AIE) para su financiación, acostumbraban  a contratar un seguro de buen fin del proyecto. Sin embargo al ser todas as subvencione anticipadas el productor no corre el riesgo  de no recibirla y, por otra parte, los inversores en AIE entregan su inversi´n cuando se califica la película por lo que ya no es un instrumento de financiación, sino una fórmula de desgravación. Solo utilizrán el seguro de buen fin aquellas producciones que tengan un coproductor norteamericano que las comonsideran imprescndibles.

   

Los grandes estudios de cine de Hollywood no suelen solicitar créditos ni suscribir seguros de buen fin, ellos financian y garantizan sus producciones y no aceptarían perder el control creativo de las mismas. En cambio los productores independientes deben suscribir no solo los seguros básicos para  evitar los perjuicios económicos y morales , sino que contratan una garantía o seguro de buen fin. Hay riesgos que cubren los seguros normales y otros no, por eso es importante la garantía de buen finFrancis Ford Coppola encontró demasiados imprevistos en el rodaje de Apocalipsis nowque tuvo lugar en FilipinasSobre algunos podía tener seguro, como la enfermedad de Martin Sheen, pero en otros casos no, como la retirada caprichosa de las avionetas para el rodaje facilitadas por el dictador Ferdinad Marcos,  y que de vez en cuando le apetecía utilizarlas, parando el rodaje, o el carácter conflictivo de Marlon Brando en aquella época. Sin un adecuado seguro de buen fin, para acabar la película, Coppola tuvo que hipotecar todos sus bienes.